viernes, 27 de febrero de 2015

Cinco del viernes. 27.02.2015

Según mis encuestas, mi familia compró computador muy muy pronto: el enorme aparato fue adquirido en 1990 cuando casi nadie en su casa tenía computador (por lo menos no en mi colegio) y pasaron por lo menos cinco años hasta que empezó su popularización.

Era un computador clonado de esos comprados en Unilago. Los padrinos de mi hermana compraron uno también y ellos fueron los que asesoraron la compra.

Inicialmente funcionaba con DOS y tenía unidad de dikette de 5 1/4. Para hacerlo funcionar tenías que escribir comandos. Así:

cd_juegos
juegos
cd_prince
prince

De juegos tenía Prince of Persia y Outron (de carros y sólo usaba color verde y magenta) y uno de ajedrez para mi papá. Además de los juegos tenía Wordperfect que funcionaba sobre una pantalla azul brillante y las letras se escribían en blanco. También teníamos una impresora de punto que funcionaba con papel de ese con huequitos a los lados (que después tocaba arrancar) y hacía inmenso ruido.

La más graciosa de todas las burradas que cometimos con el primer computador fue la compra de una mesa de computador PARA ZURDOS en una familia con CUATRO PERSONAS DIESTRAS. Así, el ratón quedaba a la izquierda de la pantalla. Lo mejor del asunto es que como todo esto del computador era tan pero tan novedoso, asumimos que simplemente era así que funcionaban las cosas y sólo nos percatamos del error muchos años más tarde cuando empezamos a usar otros computadores y nos parecía que el ratón estaba del lado errado; cual instrumento musical, simplemente lo aprendimos a manejar así y me considero una ambidiestra de los ratones. (una más para mi colección de habilidades inútiles).

Yo usaba el computador para jugar Outron y para escribir los trabajos del colegio. Siempre lo vi como una herramienta más que como una fuente de entretenimiento y la verdad es que aún hoy me canso rápidamente con los juegos y jamás logro pasar todos los niveles de uno. Me da simple y mera mamera esforzarme en eso.

Pasado un tiempo le instalamos Windows 91 (aunque el computador todavía se inicia en DOS y tenías que escribir cd_win para entrar). El Windows vino con Word, el juego de Lemmings y Paint.

Lo único malo de tener compu tan pronto es que nos tocó aguantarnos muchos años con un computador viejito cuando todo el mundo ya tenía de los nuevos. Mi padre aún dice que nunca volvimos a tener un computador tan bueno como ese que duró la bobadita de 10 años (especialmente cuando piensa en todos lo portátiles que nos ha pagado y que no han superado los 2 años).

Al igual que el computador, tuvimos conexión a internet bastante pronto (1999): conexión telefónica lenta, cara y paga por minutos. Mi madre la puso con fines ñoñísticos porque fuimos a una charla en la Luis Angel Arango dónde nos mostraron toda la información que se podía encontrar.

Recuerdo que mi hermana estaba encartada con un trabajo sobre el Quijote en artes diferentes a las literatura y no encontraba ejemplos suficientes hasta que hicimos la búsqueda en el internet de la BLAA y encontramos una canción: El Quijote Cagón (dice así)

"En un lugar de la mancha
cuyo nombre no quiero acordarme
entró un caballero errante
a una iglesia protestante.

... y el cura dijo
- Oremos
y él entendió
- Cagemos
y cagó por todas las sillas

(...)"

No sé cómo mi mamá se decidió que iba a ser una buena opción para nuestras tareas después de eso... pero bueno.

Con el primer internet me la pasaba en sitio que se llamaba ciudad futura que era un sitio español con contenidos para jóvenes y en el chat de latinchat. También tuve ICQ (pero como nadie más tenía era un poco inútil). Principalmente chateaba -creo- y buscaba información académica.

Una cosa vergonzosa de contar es que una amiga me dio su email y yo puse en la barra de búsqueda maildeamiga@hotmail.com... obviamente no funcionó jeje.





When did you/your family get your first computer?
What type of computer was it?
What were your favorite things to do on your first computer?
When did you/your family first connect to the Internet?
How did you spend time online when you first connected?
(sic)

lunes, 23 de febrero de 2015

Las cinco del viernes. La mayor parte de Febrero.

1. Hasta muy entrada en los últimos años, no logré sentirme totalmente cómoda en el colegio. Por dónde lo mirara era como si mis compañeros y yo; mis profesoras y yo vinieramos de mundos que no se encuentran del todo con gustos, prioridades y expectativas muy diferentes.

No tengo especial añoranza del colegio. Por una parte, yo quería tanto aprender tantas cosas diferentes que no lograba encajar con mis compañeros adolescentes prototipo que se ufanaban de su vagancia y, por otra, la vasta diferencia de ingresos familiares que había entre mi y mis compañeros de curso tampoco ayudó a encontrar puntos en común. También me faltó mucha empatía y simpatía.

Pero en décimo me metí de cabeza al grupo de danza del colegio y todo mejoró. Hice amigos tan intensos en alguna actividad como yo y como pasaba más horas ensayando que estudiando o en clase, me dejó de exasperar la lentitud acádemica de la que acuso a mi colegio. Así que, sin hesitar, mi tiempo favorito del colegio fue en el salón de danzas.


2. Scrabble. Tengo otras pasiones momentaneas pero el único que puedo jugar año tras año, partida tras partida sin perder el interés es Scrabble. Desde la invención de Apalabradas, con mi madre llevamos jugando ininterrumpidamente por lo menos un año. Boogle me gusta mucho también pero tengo en mi la rara combinación de ver palabras muy rápido y escribir también muy rápido que suelo ganar por defecto y así no es tan divertido. (por ejemplo, mi mamá ve muchas palabras pero es lenta para escribir).

3. La última peli que vi en el cine fue Mama. Una película canadiense sobre la imposible vida de una madre con su hijo con serios problemas de comportamiento y control. La impotencia de ella y el sufrimiento del chico a posteriori por sus actos. Recomendada.

También ya vi casi todas las de los Oscars (viva Cuevana y sus secuaces) y las más nominadas me parecieron flojas: whisplash-foxcatcher-the imitation game- the theory of everithing. Birdman me dio tedio verla y creo que no me perdí de nada. Me sorprendió positivamente Cake con Jennifer Aniston.

4. La pared de gomas del Ikea. (comprar dulces en general). También me gusta ir a escoger un libro. Sin dinero, escuchar el albúm Hard Candy de Madonna me devuelve al fantástico verano que pasé en Madrid.


5. No sé qué coño son crop circles y no tengo tiempo para buscarlo ahora porque corro el riesgo de llegar dos minutos atrasada y ya sabemos que eso no puede ser.

jueves, 19 de febrero de 2015

Estudiar.

Si yo fuera un examen, saldría un enunciado de este tipo.


Los atletas son al entrenamiento como Pi es al ______. R// Estudio.

Descontando el tiempo pasado en casa babeando, durmiendo y ensuciando pañales, las vacaciones de primaria y tiempos de viaje. De mis 29 años de vida he estudiado unos 24 años. No descuento las vacaciones de bachillerato porque desde que entré a violín pues... no existe tal cosa como vacaciones de violín (strictu sensu).

Es un camino ininterrumpido de colegio-pregrado-postgrado-maestría-violín.

Ahora mismo, además de estudiar violín estoy preparando examenes de teoría musical. Que, salvo nociones muy muy básicas no sabía nada. Así que acá estoy, comiéndome toda la primaria musical en dos meses. Además de disfrutar per se lo que aprendo creo que disfruto poniéndome y superando en reto. Me da satisfacción personal cumplir mis propias reglas. Creo que debe ser como Li cuando supera sus personal records en crossfitt.

Es muy muy vuelta a la primera porque me toca sentarme a llenar páginas y páginas de papel, me toca hacer muchas bolitas y coger habilidad en eso de escribir música. Me causa gracia vernos a todos en clase de formación musical agachados sobre los cuadernos escribiendo en lápiz y borrando constantemente. Hasta tengo una regla para que los tiempos musicales a varias voces concuerden.

Si alguien me viera estudiar quizás pensaría que pierdo mucho tiempo con esa obsesión de que los títulos van en un color x, borrando si las cosas no quedaron debidamente alineadas y volviendo páginas para cerciorarme que puse la numeración correcta.

Pero no, detenerme en todos estos detalles aparentar ser mera estética, me ayuda tanto a memorizar como a sistematizar las cosas en mi cerebro. Es como si al mismo tiempo que organizo el cuaderno, se me organizara también el cerebro y si me demoro más haciendo la letra bonita, paso más tiempo pensando en esa letra y la memorizo mejor. No en vano, si se quiere organizar un caos realmente bien, necesitas primero entender toda la información. Y bueno, también son mañas de ñoña. (cof cof)

Como todo examen, tiene algún contenido arbitrario de eso de -además de pasar el examen, para que carajos memorizo esto? pero bueno, yo me entrené cinco largos años de derecho para memorizar-escupir-borrar. Todo controlado.

Y pues eso, que ahora además de trabajar, estudiar violín cuatro horas diarias y vivir, estoy preparando un examen intensivamente.

Por último, quiero dejar constancia de la maravillosa página que está haciendo las veces de institución educativa http://www.mymusictheory.com/. Obrigada.


pd: si paso el examen, estoy considerando hacer una donación. (nunca en mi vida había considerado hacerlo).


lunes, 16 de febrero de 2015

Las cinco del viernes. Todos los de enero. ja.

Cuando eramos niñas mis padres nos hacía duchar por la noche pues somos tan remolonas y teníamos una ruta que pasaba a una hora tan inmisericorde (5:50Am!!) que el mejor negocio era bañarse de noche y casi poner el uniforme sobre la pijama. Recuerdo que cuando existió la hora Gaviria nos metíamos a bañar a las cuatro y cincuenta de la tarde; es decir: faltando diez minutos para el corte de luz!! (teníamos ducha eléctrica). Diez minutos nos bastaban para quedar las dos bañadas. Creo que ahora esto sería una proeza imposible para mi hermana. Para mi, especialmente si es invierno.

Luego, cuando estaba por ahí en quinto que tenía unas compañeritas muy adolescentes, me empezó a dar pena eso de bañarme por la noche y nunca llegar con el pelo mojado así que poco a poco inicié la transición para la ducha mañanera que se estableció totalmente al llegar al bachillerato.

En general soy mega-rápida. En general GENERAL. Como rápido, escribo rápido, lavo loza rápido, hago chichí rápido y hablo rápido. Ergo, me alisto rápido salvo que sea día de lavar el pelo (periodicidad actual: dos veces por semana -lunes y jueves-) porque me gusta echarme shampoo dos veces, pasarme el peine y refregar las zonas curvas del cuerpo para que salga piel muerta (como debajo de los tobillos, en los huesos provocados por las clavículas, etc).

Soy una promiscua de los shampoos y jábones. Cuando era mi mamá pagando exigía una marca específica (normalmente la que mi hermana imponía) ahora que pago yo, tengo un sólo criterio: el más barato del supermercado. Y sí, eso ha significado lavarme el pelo con Shampoo IKEA de un euro el litro. Y no, no he notado diferencia, ni se cayó, ni se secó, ni se achicopaló. Creo que, salvo casos específicos, la salud general es la que hace el cabello más o menos bonito, no los shampoos caros.

Cuando tengo baño largo y es mitad del día (no el baño rutinario de por las mañanas antes de salir) me encanta poner música mientras me ducho. He dejado un poco el hábito porque la batería del sistema de sonido está medio dañada y siempre que alisto música se muere al instante que entro en el agua y me frustro.

Por estaciones mis hábitos son:

Verano: Dos duchas al día.
Primavera-Otoño: Una ducha al día por la mañana salvo domingos.
Invierno: Ducha día de por medio.

Nunca me he lavado los dientes en la ducha. Además si uno se suele bañar antes del desayuno, luego le toca desayuno con sabor mentolado? y luego se los lava otra vez antes de salir???

Acá la gente se suele bañar en invierno por la noche. No sé si en el resto de las estaciones también. Es muy entendible porque como las casas no tienen calefacción central, bañarse significa PASAR DEL AGUA CALIENTE SABROSA a ESTAR HÚMEDO EN UN FRÍO INGREME. No lo recomiendo, en serio.


Y al igual que Lilian puedo decir: "Pero luego cuando llegó el invierno y empezó a hacer más frío y tuve que empezar a secarme el pelo con secador (tuve que comprar un secador por primera vez en mi vida porque me daba miedo que se me congelara y se me cayera!), ahí empecé a bañarme por la noche únicamente. Después de todo, con el frío no sudo nada en las noches y al día siguiente cuando amanece haciendo -10 grados no me dan ni un poco de ganas de meterme a la ducha."





lunes, 26 de enero de 2015

TOP 2014

Cosas que recuerdo al azar que me gustaron especialmente. Cosas.. que son remarcables (guiñada de ojo para las enteradas).


LIBROS

Este fue el año de descubrir las novelas gráficas. Mis agradecimientos para nuestra amiga Christina que seleccionó y prestó un conjunto de novelas gráficas con mucho éxito.

Yo solía decir que para qué dibujitos que mi cerebro hacía ese trabajo. Pero no, estaba meando fuera del tiesto.

Literatura ilustrada y novelas gráficas no es lo mismo. No me confunda peras con manzanas doña Pi!


Me gustaron MUCHO Persépolis y The Eternal Wait (que me hizo reir un montononón).

De literatura quedé fascinada con El Ciclista de Tim Kabbré (me dieron ganas de verme el tour de Francia y todo!) y Purga de Sofi Okasen. Tanto así que entre el libro y las recomendaciones de una alumna decidimos que este año nos vamos de turistas para Estonia, Letonia, Lituania y Polonia.


CONCIERTOS


Un punto emocionante del año fue el concierto de Beyoncé. Porque es un show fantástico, porque la iluminación es impecable, porque está guapísima y porque duramos un mes entreteniéndonos a costa del concierto con mis amigas.

En otra distante categoría están las Partitas y Sonatas de Bach por Alina Abraminova. Tan humana ella y tan espectaculares las obras.


ESPECTÁCULOS.

Vi una obra de teatro que me gustó muchísimo (Germinal de Halory Greger y Antoine Defoort). No es normal. El teatro me suele decepcionar. Creo que es de esas ramas del arte que es más divertido estar adentro que ser público; que los procesos son muy chéveres pero el producto final suele resultar soso.


COMIDITAS
Hice una torta enrrollada (tipo brazo de reina) con melocotones y chantilly. Tan sabrosa! tan bonita que ni parecía hecha en mi modesta cocina. No he podido repetirla porque se nos vino el otoño y escacean los melocotones.
La sopa del año es la de zanahoria con naranja y menta.


CENAS
Tengo dos.

La reina total es una massada (como una sopa de pasta y tomate) de mariscos que me comí en un restaurante al pie de la playa en el viaje al centro de Portugal. Todavía la pienso y quiero volver a ese pueblo sólo por mi massada. Si vienen, el pueblo es Nazaré y el restaurante se llama As sete saias.

En Lisboa, el restaurante tailandés con sus pinchos de pollo con salsa de tamarindo y maní. DELICIA.

Para las que viven en Bogotá descubrí una panacotta con te jazmín bien sabrosa en wok.

VIAJES
Este año me di garra viajando. Sólo por ufanarme: Bogotá-Lisboa-CentroPortugal-Madeira-Bogotá-Providencia-Venecia-Florencia-Bogotá.

De esas, Providencia me deslumbró y Venecia mi amort.



Y un último vítor para la maravillosa profesora de violín que me cayó en suerte.